Saltar al contenido
Farruquito lleva su espectáculo Íntimo

Farruquito lleva su espectáculo Íntimo, a Salamanca, Zamora y Valladolid: La espontaneidad, como técnica y arte

El bailaor Farruquito (Juan Manuel Fernández Montoya), recorrerá varias localidades castellanas con su espectáculo Íntimo, con el que repasa la historia del flamenco desde sus orígenes, aflorando los sentimientos que ese arte conlleva. Estará el miércoles día 9 a las 20:30 en el Palacio de Congresos de Salamanca, el jueves día 10 a las 21:00 en el Teatro principal de Zamora, y el viernes día 11 a las 21:00 en el Teatro Carrión de Valladolid. ZOCO FLAMENCO  ha hablado con el artista de este espectáculo, de su visión del flamenco y se sus próximos proyectos. Por Fernando Pastor.

@Canal DeFlamenco TV. momento del espectáculo «Íïntimo» en Suma Flamenca de Madrid

  • ¿Cómo definiría el espectáculo Íntimo que va representar?

El nombre lo describe bien: se trata de recrear esos momentos de intimidad que puede haber en una reunión familiar o entre amigos. Aunque lógicamente guarda una estructura que posibilite ofrecer el espectáculo al público, se basa en la espontaneidad, en la comunicación entre los músicos y yo, haciendo partícipe al público de esa reunión nuestra, que vea que no sabemos todo lo que va a ocurrir en cada momento sino que estamos dispuestos a crear lo que va a ocurrir en ese momento. Es un riesgo pero al mismo tiempo es emocionante porque cuando nosotros estamos bien, la gente se lo pasa bien con nosotros.

 

  • Entonces en la dicotomía entre baile improvisado y baile pautado se decanta por lo primero.

Sí, y no solo por el baile improvisado sino también crear el clima en el que cada uno se va a expresar tal como siente, nos vamos a pedir cosas en ese momento con gestos, con miradas, con música o con baile. Incluso con palabras, ya que les puedo pedir a los músicos que canten un tema determinado. Esos espacios y ese no saber qué va pasar en cada momento, dentro del ambiente musical creado, hace que el público se meta dentro de nuestra reunión y no vea un espectáculo frontal sino algo que está más en 360 grados.

 

  • ¿Cómo ve el momento actual del baile flamenco?

Lo veo en un buen momento porque cada vez hay más gente interesada en el flamenco. Hay muchísima gente bailando muy bien, aunque el que haya mucha gente bailando hace que también a veces esté un poco desvirtuado ya que hay muchos espectáculos que se califican como flamencos pero aunque su banda sonora sea flamenca tienen más de danza contemporánea que flamenco. Quizás la autenticidad, la identidad o la personalidad sí se han perdido un poco. A veces se habla de baile flamenco cuando es baile contemporáneo. Incluso sin bailar, simplemente haciendo poses que se parecen más a otras danzas que al flamenco y le está llamando flamenco sin serlo. Pero es inevitable actualmente. Creo que el público ha aprender a distinguir eso.

 

  • Por tanto el futuro es esperanzador

Yo no puede decir si el futuro del baile flamenco es bueno o no, pero sí digo que hay futuro. Como todo en la vida, el flamenco va cambiando, evolucionando. Lo que opinaban nuestros abuelos, tanto en lo personal como en lo artístico, no es lo mismo que pensamos nosotros, ni los gustos son los mismos. Pero hay que ser consecuentes con lo que mostramos y con lo que dejamos a nuestros más pequeños. Es importante que valoremos todas las formas de flamenco pero sin llegar a desconocer a los de nuestra especie porque si eso ocurre el futuro del flamenco sí estaría en entredicho, y tenemos que ser respetuosos con eso. Lo que le hace grande no es el trabajo individual sino en comunidad, eso que podríamos llamar flamencolandia.

 

  • Habla de no desvirtuar y de reconocerse, ¿puede hablarse de un baile gitano?

El baile gitano es un estereotipo quizás infravalorado ya que se refiere con ese nombre al que tiene mucho arte pero no baila profesionalmente. Sin embargo por ejemplo Manuela Carrasco, Carmen Amaya o Antonio Farruco, siendo grandes profesionales preparadísimos, y unos genios, ¿no tienen un baile gitano? Yo creo que el baile gitano va con la persona, no solamente con el hecho de ser gitano sino con el hecho de haber vivido en una familia gitana, con sus maneras y sus costumbres que sin saber cómo las expresan mediante el arte. Yo pienso que no deberíamos de clasificar el arte porque es libre y tiene unas alas inmensas. Cada uno hace lo que puede y lo que siente, hay que ser respetuoso, llamarle a cada cosa por su nombre pero sin ponerle etiqueta a todo.

 

  • ¿Cómo ha evolucionado usted a lo largo de su carrera?

Cuando yo bailo o creo un espectáculo trato de mostrar un mensaje diferente, y en ese mensaje y en mis formas de expresión creo que habré aprendido algo en estos años. No sabría decir en qué evolucionado yo, quizás en que ahora disfruto de las cosas de otra manera, las disfruto mejor. Cuando estoy en un escenario no pienso en evolucionar sino en seguir contando quien soy en todas mis versiones posibles.

Es bonito llevar 30 años de profesión y que la gente te diga ole. Es difícil y una suerte. Hay que ser agradecido con lo que nos ofrece la profesión y la música y poner el corazón en lo que se haga.

 

  • El baile flamenco y usted en particular tienen una gran proyección internacional

Al baile flamenco le veo más proyección internacional que nacional. Por experiencia propia, cuando salgo de España veo otra afición, otro conocimiento; cómo valoran y aprecian que vayamos a su tierra a mostrar el flamenco; cómo se interesan por la cultura; cómo están al día; cómo cantan, tocan y bailan los alumnos que acuden a mis clases… Eso lamentablemente no me lo encuentro con tanta frecuencia en España, aunque depende de en qué ciudad española esté. Pero en muchos puntos del extranjero llegas y piensas “¿pero aquí quien va a venir a verme?”, y resulta que van 1.500 personas, y de ellas más de la mitad cantan, o tocan, o conocen… y entonce ya piensas  vaya afición que hay aquí. Eso muchas veces en España no pasa y puede deberse a que a veces las cosas que tenemos cerca no las valoramos de la misma manera.

 

  • ¿Qué proyectos tiene en mente?

Varios y bonitos, y creo que importantes. Estoy montando dos espectáculos diferentes, uno con mi hijo y otro muy diferente a todo lo que he hecho anteriormente contando una parte de mí que nadie sabe, yo creo que va a sorprender un poco.

También un documental que habla de mi vida personal y artística.

Y un proyecto muy bonito. En colaboración con la Junta de Andalucía estamos creando unas rutas preciosas, que verán la luz muy pronto. Son unas Rutas de Flamenco para que quien venga a visitar Andalucía viva esas veredas del flamenco en las reuniones, en las celebraciones privadas de esos flamencos que se encuentran, y compartan y se adentren en el mundo de 360 grados que es el sentimiento y las vivencias flamenco. Me hace mucha ilusión porque aparte de mis actuaciones, de esta forma aporto algo más importante, aunque sea poquito.