Saltar al contenido
Perico El Pañero:

Perico El Pañero: «el artista se tiene que sorprender a sí mismo»

El algecireño Pedro Lérida, conocido como Perico El Pañero,  es uno de los artistas participantes en las Jornadas Flamencas Ciudad de Valladolid que se desarrollarn entre el 7 al 11 de junio. ZOCO FLAMENCO aprovechó ha hablado con este veterano cantaor. Por Fernando Pastor

 

  • ¿Puede decirse que sus antecedentes familiares le despejaron el camino para ser cantaor?

 

Mis bisabuelos, mis abuelos, mi padre, mi tía…cantaban muy bien. No vivieron de la profesión porque no quisieron, ya que consideraban que el flamenco no estaba en el ambiente que ellos deseaban, pero frecuentaban las fiestas con los grandes artistas.

De mi bisabuelo, Bartolera, todo el mundo decía que era un genio. Por ejemplo Tío Molino y otros hablaban maravillas de él. De hecho en una fiesta lo escuchó Manuel Torres y se echó las manos a la cabeza preguntando a un gitano de Chiclana que quien era, que como cantaba ese hombre.

De mi bisabuela, La Pichanta, puedo decir que Enrique El Mellizo cuando regresaba de sus juergas mañaneras iba a buscarla para decirle “Pichantita, cántame por seguiriyas”.

Los dos han vivido mucho el cante y eran grandes cantaores. Eran conocidos en muchos sitios: Chiclana, Cádiz, Jerez, Sevilla.

 

  • Se ha referido a sus bisabuelos con un sobrenombre. Usted mismo es conocido como Perico El Pañero, ¿cómo adoptó ese sobrenombre?

Mi abuelo paterno vendía paños, y de ahí nos viene a la familia, Los Pañeros. Mi hermano, que siempre va conmigo, canta y baila, es conocido como José El Pañero.

 

  • ¿En qué maestros se ha inspirado?

En muchos, pero fundamentalmente me gustan los cantes de Manuel Torre, los Pavón, Mairena, Juan Talega, Tío Borrico…ese es mi perfil de cantaor, con el que más me identifico, aunque me gusta también otros lenguajes, porque en el mundo del flamenco existen varios lenguajes.

 

  • Sobre usted se ha escrito que es un cantaor de otra época, ¿cómo definiría ese estilo?

Si le tengo que poner un nombre le llamaría cante gitano andaluz. Pero los que seguimos este estilo de cante sabemos que en nuestra época abunda menos: hay creaciones, hay buenos artistas, pero tienden a crear con otros códigos. Quizás por eso dicen que soy un cantaor de otra época, porque quizás cuando canto recuerdo aquella época que se va quedando un poquito atrás.

 

  • Dentro de ese estilo, ¿qué palos le gusta más interpretar?

Me gustan todos lo palos, pero dado mi perfil quizás las soleares, las seguiriyas y las bulerías son para mí los pilares.

 

  • ¿Cómo entiende el flamenco?

Como una música de Andalucía con la que cantamos nuestras vivencias y expresamos nuestra forma de ser. Me parece importantísimo expresar las vivencias que hemos tenido desde chicos en nuestras casas desde la edad infantil.

 

  • ¿Cómo ve el presente y el futuro de este arte?

Hay buenos artistas, pero la esencia del cante gitano andaluz se queda atrás. Actualmente el aficionado conoce bien la estructura musical y el compás de los cantes, pero no la esencia. En ese sentido no veo buen futuro, aunque en otros aspectos sí; hay gente que matiza muy bien y lleva muy bien el compás. De todas formas yo veo mejor el cante ahora que hace 7 u 8 años, hay jóvenes que están saliendo y que me agradan mucho. Pero creo que hace falta avanzar un par de pasitos más, hay presencia pero hay que matizar bien, acentuar bien los cantes, etc. La gente cree que cantar gitano es tener la voz ronca o que suene como Agujetas, pero el cante gitano no es solo eso, es algo que no puedo explicarlo en cinco minutos porque eso son años de estudio.

 

  • ¿Cómo ve la afición actualmente?

La veo mejor ahora que hace unos años, debido a las redes sociales. En algunas redes sociales, como Facebook, hay grupos que ayudan a introducirse, hay videos, se hacen comentarios, etc. En ese aspecto lo veo muy bien, ha mejorado de hace 7 u 8 años hacia acá. Nos habíamos quedado vacíos de ambiente, antiguamente estaban los patios de vecinos, las tabernas…pero nos habíamos quedado un poco vacíos y las redes sociales han hecho que la gente se interese por el cante y vaya entendiéndolo.

 

  • Acaba de mencionar escenarios como patios de vecinos y tabernas, ¿en qué tipo de escenarios se encuentra más a gusto, en grandes teatros o en la intimidad de una peña?

Todo tiene lo suyo. Me gustan mucho las peñas íntimas, sin micro. En cada sitio el cante suena de una forma, y eso es bueno.

 

  • ¿Qué opina de la afición al flamenco fuera de España? Se dice que es muy intensa.

Ha actuado fuera, pero no mucho, en varios lugares de Estados Unidos, Francia…Me han llamado para ir a más sitios pero he dicho que no por problemas de salud.

 

  • ¿Qué proyectos tiene?

Yo soy una persona más de presente que de futuro. Por ello la pretensión es seguir cantando, seguir creando dentro de mis posibilidades, marcarme nuevos retos ya que cada festival es un mundo diferente; por ejemplo hace poco en Málaga he participado en un ensayo con un grupo con una flauta, interpretando las seguiriyas de forma rítmica como de hacía antiguamente y no como se hace ahora, la malagueña la haré por seguiriyas y sin guitarra como la hacía mi padre, etc. Siempre tengo nuevas formas de hacer el cante. Un músico amigo mío decía que el artista se tiene que sorprender a sí mismo. Yo siempre voy cambiando, escribo letras de mis vivencias… siempre voy haciendo algo nuevo para seguir con vida.

 

  • ¿Le gustaría plasmar todo eso en un disco?

Probé en varias discográficas pero no me gustaron nada los sonidos, no se porqué mi voz en las discográficas no me agrada. Volveré a intentarlo, porque tengo varios cantes inéditos de mi familia que nunca he cantado en público ni lo cantaré hasta que no llegue el disco, una seguiriya con el estilo y la letra de Frijones, otra seguiriya de un gitano de jerez amigo de mi abuelo que cantaba muy bien, etc. Mi abuelo cantaba muy bien, algunos cantes los aprendió de Arturo Pavón, el hermano de Tomás. Por todo ello tengo la ilusión de hacer algún disco con todo eso y seguramente lo haga.

 

  • Usted no se prodiga en concursos.

Los concursos tienen su función. Los veo bien para quien quiera darse a conocer, aunque actualmente con las redes sociales uno puede darse a conocer sin acudir a concursos.

El perfil del cantaor de concursos es un cantaor técnico, que haga muchos cantes con una voz amplia. Al cantaor de pellizco no le van mucho los concursos. A los cantaores de mi gremio, por decirlo de alguna forma, no les gustan los concursos, el Lebrijano dijo esto mismo en una ocasión.

Yo no me he presentado a ningún concurso, aunque me dieron el premio al mejor recital del año 2018 en la Peña El Taranto de Almería, una peña muy importante en Andalucía en la que yo he tenido el placer y la suerte de haber cantado cinco años seguidos.

 

  • Ya conoce las Jornadas Flamencas Ciudad de Valladolid, donde estuvo hace unos años, ¿qué le parecen?

Me da mucha alegría que exista en Valladolid esta semana cultural. Me gusta mucho viajar fuera de Andalucía porque tengo la impresión de que lo valoran más. He estado hace poco en La Rioja y me quedé impresionado, los teatros llenos, grandes ovaciones, no nos dejaban irnos. En Bilbao y en Barcelona he estado varias veces y lo mismo…, es una alegría.