Saltar al contenido
Raimundo Amador: “Todo lo que toco suena a gitano”

Raimundo Amador: “Todo lo que toco suena a gitano”

 El día 19 de marzo, Raimundo Amador y el guitarrista vallisoletano Raúl Olivar ofrecerán sendos conciertos de guitarra en el Laboratorio de las Artes de Valladolid (LAVA). Zoco Flamenco ha hablado con los dos guitarristas. Por Fernando Pastor.

 

RAIMUNDO AMADOR: “TODO LO QUE TOCO SUENA GITANO”

  • Usted fue muy precoz con la guitarra, ¿Cómo le surgió la afición?

Empecé muy pronto, si. Con 9 años ya gané un premio en El Cerro del Águila (Sevilla). Me dieron una copa y 500 pts.

  • Le viene de estirpe

Mi abuelo Raimundo ya hacía sus pinitos, tenía buen oído y sabía afinar la guitarra, pero no llegó a tocar en serio. Pero esa afición se la inculcó a mi padre, Luis Amador.

Vivíamos en las chabolas que había más allá  de Triana, y mi padre era el patriarca de los guitarristas de los Amador. Se hizo una guitarra con un mástil que se encontró y una lata de jamón de York, y así empezó a tocar, y con él comenzó la saga. Fue guitarrista de la cadena SER en el concurso Conozca usted a su vecino. Además actuó en varios países, como Holanda, o en Rusia participando en una película sobre la vida de los gitanos en la época goyesca, etc.

  • ¿Qué referencias tuvo en sus inicios?

Para mí la referencia era mi padre. Y por supuesto Paco de Lucía, que volvía loco a todo el mundo, aunque Manuel Molina me decía que me centrara en tener mi propio estilo.

  • Con Manuel Molina colaboró estrechamente

Tanto con él en solitario como cuando estaba con Lole, y en general con la Familia Montoya. Y desde luego una colaboración que recordaré siempre es con Camarón en La leyenda del tiempo.

  • Su participación en grupos míticos, su amplísima discografía, es polifacético, etc. Todo ello hace de usted un gran artista contemporáneo

De grupos, comencé en Los Gitanillos, luego vinieron la Familia Montoya, Veneno, Pata Negra, Rajatabla. Discos tengo un montón, y colaboraciones en otros. El disco Gerundina, de 1995 fue Disco de Oro. Y polifacético, bueno, soy trovador, compositor de música (no de letras)…

  • Del flamenco dio el paso a otros estilos, principalmente al blues, ¿cómo fue para dar ese paso?

Escuché a Jimi Hendrix.

  • Y llegó a su vida la guitarra eléctrica y la púa

Unas veces toco con púa y otras con dedos. Yo pensaba que la guitarra eléctrica solamente se tocaba con púa y por eso eché mano de la púa, pero luego me di cuenta de que no, cuando vi a Mark Knopfler, que tocaba con los dedos, o a Allen Collins. Ya llevo muchos años con la púa, pero sí pienso en tocar blues con los dedos, si hago la prueba de sonido con los dedos veo que suena que te cagas, y pruebo técnica, pero termino poniendo la púa.

  • ¿Qué significó para usted la gira con BB King?

Ha sido de las cosas más importantes para mí, de las que más fama me ha dado. Hacer esa gira con BB King me puso  en el podium, me cambió la vida muchísimo. Es como si BB King fuese mi padrino del blues y Camarón del flamenco.

  • Todo sin perder su esencia flamenca

Yo amo el flamenco. La pureza no se pierde nunca si se nace con ella. Yo he nacido gitano y flamenco, y he tocado flamenco con Los Gitanillos y con la Familia Montoya. Sin embargo ahora no me considero flamenco, ahora hago pocos festivales flamencos ya que actualmente estoy en una estructura más del rock, aunque sí que toco flamenco, y hay fusión… La gente le llama flamenco a todo, pero yo no, yo le llamo flamenco al flamenco. Yo ahora toco un blues que no suena negro sino gitano. Soy gitano y todo lo que toco suena gitano; y flamenco, porque soy flamenco. Pero no es una etiqueta flamenca, además que a mí las etiquetas no me gustan.

  • ¿Cómo ve el momento actual del flamenco?

Hay cosas que me gustan, pero también hay otras que me gustan menos.

  • Usted en su día participó en el programa Rito y Geografía del cante flamenco y actualmente ha participado en Los caminos del flamenco, ¿en qué medida los programas emitidos en televisión ayudan a la difusión del flamenco?

Claro que ayudan. Pero esos dos programas son muy diferentes, ahora estamos en otra época muy distinta a cuando se hizo Rito y Geografía del cante flamenco y las cosas han evolucionado mucho.

  • ¿Qué veremos en su concierto de Valladolid?

A Raimundo Amador. Como soy yo, al Raimundo Amador camaleón: soy un artista camaleónico, lo mismo hago una cosa que otra. Puedo hacer un tema de Jimi Hendrix, o una soleá eléctrica, o yo que sé, temas de pata Negra, o de Veneno. Lo que hemos hecho en el disco del 60 aniversario. Haremos un temas más eléctricos y otros más acústicos. Cuando hay un concierto de Raimundo Amador, ni yo mismo se lo que vamos a ver, porque me pueden salir muchas cosas.

 

RÁUL OLIVAR: “En breve verá la luz mi álbum Guitácora”

foto @ChuchiGuerra

Más de dos décadas ya consagrado como referente de la guitarra flamenca, ¿cómo fueron sus inicios?

En mi familia hay mucha tradición musical y siempre se ha escuchado mucha música. Mi hermano tocaba la guitarra en canción de autor y mi hermana es soprano. Mi padre ponía con mucha frecuencia cintas de Paco de Lucía. Además por la ventana escuchaba todos los días a un vecino tocar la guitarra, y muy bien por cierto. Con todo ello, mi afición a la guitarra era lógica.

¿Qué maestros tuvo para lanzar su carrera como guitarrista?

Los primeros pasos los di de forma autodidacta, pero luego ya para seguir avanzando aprendí con maestros de la talla de Luis Lara, Oscar Herrero, Manolo Sanlúcar, José Antonio Rodríguez, Cañizares, entre otros.

Comenzó a dar conciertos…y a grabar discos

Sí, hasta ahora cuatro discos y un recopilatorio, Diario de seis cuerdas. En breve verá la luz otro más, Guitácora, un disco en el que llevo trabajando desde enero de 2020, componiendo y elaborándolo. Estaba previsto sacarlo antes, pero la pandemia lo ha impedido. Ya está todo compuesto y en la fase de edición, de colaboraciones…

¿Qué va a ofrecer en el concierto de Valladolid?

Un concierto flamenco basado en el recopilatorio Diario de seis cuerdas. Estaré acompañado de César Diez al bajo eléctrico, Iván Carlón a flauta travesera, José Luis Jiménez al cante y percusión, y Alberto Farto a las percusiones.