Saltar al contenido
CAFÉ CHINITAS

CAFÉ CHINITAS

En este tablao de Madrid, situado en un palacio del siglo XVIII en la calle Torija, el duende se encuentra sosegado. Tantas figuras pasaron, que todavía se conserva el aroma, la solera y el embrujo de La Chunga, con sus pies descalzos; la elegancia cabal de Manuel de los Santos, Agujeta; o los anhelos de un  Enrique Morente cuando encontró el amor de Aurora, dándole las palmas.

También aquí, Serranito daba un paso al frente para destacar la guitarra como instrumento para escuchar; y un joven José Mercé comenzó su andadura madrileña. El mismo que hoy, cuando tiene un respiro, se acerca a compartir en un ambiente flamenco, resguardado por los mantones que todavía, como tendidos al sol malagueño, adornan el escenario. Son muchas las figuras que dejaron aquí su arte y es mucho arte que continúa sobre sus tablas. Su cuadro flamenco permanente está formado por  8 artistas: bailaoras, guitarristas y cantaores.

La familia Verdasco ha sabido conjugar el poder ver un buen espectáculo con los sabores de una buena gastronomía, manteniendo las puertas abiertas tanto a los aficionados locales como a extranjeros que quieren sentir de cerca lo que es una noche de flamenco con historia.