Saltar al contenido
Las ayudas necesarias para que sobreviva el tablao y con él sus artistas

Las ayudas necesarias para que sobreviva el tablao y con él sus artistas

Por el momento no hemos recibido respuesta del gobierno en lo referente a un Plan Nacional de Ayuda que fue solicitado por la Asociación Nacional de Tablaos Flamencos de España (ANTFES) con el fin de paliar el daño económico que está sufriendo el sector de los tablaos de toda España, por Rebeca García, Tablao Villa Rosa. Foto @PacoManzano  Celebración de su 107 aniversario.

Sí es cierto que la Comunidad de Madrid está empezando a tomar medidas de ayuda para los tablaos madrileños y sus artistas, y estamos contentos con las propuestas de declararnos Bien de Interés General que nos proporcionará ciertas excepcionalidades que nos permitan generar algunos ingresos y reducir algunos gastos, y también con el Plan Aplaude que dará trabajo a algunos de los artistas flamencos. Todo esto está en marcha y esperamos llegue a buen fin, y ¡estamos muy agradecidos, la verdad! Aunque estas ayudas no serán suficientes de no mantenerse en el tiempo, mientras no se restablezca el turismo de forma normal y se retiren las limitaciones de distancia de seguridad las dificultades e inviabilidad de soportar todos los gastos con ingresos mínimos o nulos seguirán estando. No obstante, es de ley decir que en Madrid nos están escuchando y se están preocupando y dando la importancia que los tablaos y sus artistas flamencos merecen.

 

No ocurre lo mismo en cambio en Andalucía, donde las ayudas ofrecidas, con todos mis respetos, son irrisorias… sí conocieran realmente los gastos que conlleva un tablao probablemente no habrían ofrecido esa “ayuda”, o en Cataluña, concretamente en Barcelona, donde nuestros compañeros no han recibido siquiera noticia de ningún plan hasta el momento.

Una medida que creo podría ser efectiva, de ser viable, es que al igual que hay subvenciones para peñas y festivales, lo cual me parece genial por supuesto, las CCAA podrían de alguna forma subvencionar o patrocinar los espectáculos en los tablaos hasta que la situación se normalice. De esta forma, las instituciones estarían ayudando doblemente: por un lado, a que muchos de los artistas siguieran trabajando, y, por otro, a una reducción importante de los gastos que en un tablao conllevan los espectáculos.