Saltar al contenido
Comunicado de la Federación de Asociaciones de Mujeres Gitanas: Luz y memoria para el flamenco

“Sin tablaos no hay flamenco”, la Asociación Nacional de Tablaos Flamencos reclama medidas urgentes

La crisis sanitaria derivada de la pandemia ha hecho saltar todas las alarmas en el flamenco. El cierre de Casa Patas ha saltado a la prensa nacional y ha puesto en aviso la difícil situación que están atravesando los tablaos flamencos. Desde la recién creada Asociación Nacional de Tablaos Flamencos de España piden al Gobierno medidas urgentes y la creación de un Plan Nacional de Ayudas al Tablao Flamenco. Foto @CeliadeCoca

Los tablaos temen por su supervivencia y por ello, y para defender su faceta cultural y de protección del flamenco, han creado la Asociación y expondrán su plan el próximo martes 9 de junio en rueda de prensa online, bajo el hashtag  #SOSTablaosFlamencos

Los tablaos son una manera única de vivir el flamenco, con la misma intimidad y cercanía a los artistas que hace dos siglos, siguiendo la tradición del café cantante. Pero además, a nivel económico, según fuentes de la Asociación, los tablaos flamencos son visitados por 6 millones de espectadores al año y emplean al 90% de los artistas.

A nivel identitario, el tablao facilita el acceso a un distintivo único de España, a un espectáculo casi privado, donde se tiene el privilegio de disfrutar en vivo del arte flamenco, una de las ofertas de ocio más demandadas por el turista extranjero.

Los tablaos son la forma de preservar el flamenco en el día a día, ofreciendo  espectáculos los 365 días del año, y posibilitando la profesionalización de los artistas, que de otra forma se tendrían que dedicar a otras actividades para su supervivencia.

En el plano artístico, el tablao es una especie de museo vivo, donde cada día se conjura el duende y se expresa el arte en directo, sin mediaciones ni trucos. Si el flamenco fuera un cuadro, el tablao sería el marco y el lienzo, donde se plasma una obra viva y en continuo movimiento dibujada a diario por cientos de artistas.

La defensa del tablao es la defensa del flamenco cercano, el que según los expertos representa la única forma de disfrutar en esencia de este arte. Sin tablaos no hay duende ni es posible la supervivencia del flamenco.