Saltar al contenido
VILLA-ROSA

VILLA-ROSA

Considerado el tablao más antiguo de Madrid, Villa-Rosa abrió sus puertas en 1911 como Café Cantante. Durante los años 20 y bajo la dirección artística de Antonio Chacón, pasaron por este tablao grandes personalidades del arte, la política y las letras, convirtiéndose en el santuario del flamenco por excelencia.  Otro distintivo es la belleza de su arquitectura, sus emblemáticos azulejos. Los exteriores son del ceramista andaluz Alfonso Romero y datan de 1927, y en el interior la bella azulejería la firman J. Santacruz y A. Ruíz de Luna.

Villa-Rosa también destaca por  mostrar una programación abierta, que varía cada semana fusionando en agrupaciones de 5 artistas figuras que son de muy alta calidad por sí mismos. Rebeca García, la responsable del tablao comenta que “La presencia de Premios Nacionales del cante o baile en los más prestigiosos festivales dentro de nuestros elencos es habitual. La forma de presentar nuestros espectáculos tiene siempre la premisa de mostrar palos diferentes y de raíz tradicional. La experiencia se completa con una amplia y cuidada gastronomía española”.

El Concurso de Baile Flamenco y la introducción de los espectáculos de copla varios domingos al mes en horario de comida completan la oferta de este tablao. “Pensamos que la Copla es una gran manifestación artística que se está perdiendo y  hay que apostar por ella para que eso no ocurra. Esta iniciativa ha tenido una gran acogida entre el público español. En Villa Rosa se canta, se toca y se baila con el Alma, y ese…ese es el principal motivo a destacar y por el que se lo recomendaría a todo el mundo”, recomienda  Rebeca.