18 de agosto de 2019

 Antonio José Nieto, ganador Melón de Oro 2018: “Se está perdiendo la pureza a la hora de cantar”

 Antonio José Nieto, ganador Melón de Oro 2018: “Se está perdiendo la pureza a la hora de cantar”

Como es habitual desde hace 11 ediciones, el ganador o ganadora del Melón de Oro del prestigioso Festival Flamenco de Lo Ferro se presenta posteriormente, en el mes de octubre, en La Cistérniga (Valladolid).  Este año el honor le ha correspondido al cantaor de Lucena (Córdoba) Antonio José Nieto, que ha sido entrevistado por Fernando Pastor para Zoco Flamenco.

Antonio José se proclamó vencedor de la 39 edición de este importante certamen de la localidad murciana de Lo Ferro, y el 20 de octubre se presentó en La Cistérniga, acompañado a la guitarra por el guitarrista oficial del Festival de Lo Ferro, Antonio Fernández “El Torero”, en un espectáculo que contó con la participación de los artistas locales Emilio Salas y Silvia Verdugo, al cante; Miguel Uña, a la guitarra, Ana Soto, al baile y Raquel Llorente, a la viola.

  • ¿Qué supone para usted a ganar el Melón de Oro?

Ha sido muy importante. Además de lo que supone el premio en sí mismo, es un escaparate grande para el currículum, para que te vean en todos los lados.

  • No es la primera vez que obtiene un galardón en Lo Ferro, pues ya ganó La Ferreña en 2013. ¿Qué otros premios importantes ha recibido?

Pues afortunadamente he tenido suerte, aunque la creo que la suerte hay que buscarla y es fruto del estudio. Así, he ganado dos veces el Premio Calixto Sánchez en Mairena, el premio del cante por malagueñas en el Festival Internacional del Cante de las  Minas en La Unión, el Concurso Nacional de Fandangos de Lucena, el Concurso Ciudad de Lorca, el Concurso Nacional de Saetas Ciudad de Málaga o el Membrillo de Oro en el Concurso de Cante Flamenco de Puente Genil.

  • ¿Cómo se inició en el arte flamenco?

Relativamente tarde. Siempre, desde muy chico, me había llamado la atención el flamenco, pero lo tenía como una cosa más ya que a mí siempre me ha gustado todo tipo de música. Sin embargo a partir de los 18 ó 19 años me fui interesando más, y a partir de los 20 años empecé a tomármelo más en serio, a estudiarlo, a cantar, a presentarme a certámenes. Por tanto a partir de los 20 años es cuando empecé a trabajar en serio en el flamenco.

  • En su familia no tiene antecedentes artísticos. Entonces, ¿en quién se fijaba en sus inicios, cuáles se pueden considerar las fuentes de las que ha bebido?

Soy muy de la escuela de Antonio Mairena, me gusta mucho sobre todo para los cantes básicos como la seguiriya, la soleá, la toná, los tientos…También me gustan mucho Morente, Camarón, El Lebrijano y Fosforito.

  • ¿Con qué palos se siente más a gusto?

Me gustan mucho los cantes de Levante, las malagueñas, las soleás, las seguiriyas. Depende del momento. También me gustan mucho los cantes de compás.

  • ¿Prefiere los grandes escenarios o el ambiente más cercano de las peñas y locales pequeños?

Donde la gente tenga ganas de escuchar cante. Normalmente las peñas suelen ser más recogidas, más íntimas, pero hay veces que en escenarios grandes la gente está más implicada. Depende del momento.

  • Tiene dos discos publicados

Sí. Uno de saetas, llamado “Así suela Lucena desde mi balcón”, editado en 2010. Y luego, a raíz de ganar el Membrillo de Oro en 2016 el premio conllevaba la grabación de un disco, surgió “Perla de Sefarad”. Este nombre, Perla de Sefarad es como los judíos llamaban a Lucena, mi pueblo.

  • ¿Cómo ve el presente y el futuro del flamenco?

Ha cogido una gran dimensión y lo veo bien. Aunque quizás se está perdiendo pureza a la hora de cantar, y también que hay cantaores que se encasillan en muy poquitos cantes. Yo siempre digo que sí que por soleares hay que cantar bien, por bulerías hay que cantar bien, o por alegrías hay que cantar bien, pero hay muchos cantes que hoy en día están en desuso, por lo que yo animaría a abarcar más cantes, no encasillarse en cuatro o cinco estilos. Pero yo creo que el flamenco goza de buena salud porque hay muchos guitarristas buenísimos, hay muchos cantaores que cantan muy bien. Actualmente los cantaores están más preparados que antes sobre todo en el tema de compás; aunque es verdad que se está perdiendo algo de pureza al cantar.

  • ¿Se valora en su justa medida el flamenco?

Las instituciones quizás deberían aportar algo más, apostar más por este arte.

Share This Articles

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Input your search keywords and press Enter.
Share This