14 de abril de 2021

Cartografía flamenca de nuevas creadoras

Cartografía flamenca de nuevas creadoras

El flamenco es un género en constante evolución e innovación, pero para ello los nuevos creadores de flamenco han tomado conciencia de la importancia que tiene ahondar, investigar, estudiar, compartir, y escuchar a quienes lo llevan dentro de manera natural. La palabra “respeto” que tantas veces se repite en los círculos y en las peñas: ellos la han entendido. Respetar es conocer y saber qué se hace y qué se deshace, darle motivo, darle sentío. No es romper por romper, es encontrar, hacerlo propio y volverlo a contar. Por Carolina Le Port @carolinaleport Foto La Chachi @RzRaylan

María del Mar Suárez “La Chachi” es licenciada en Arte Dramático y en Danza Española. Se ha convertido en una de las mejores exponentes de la creación y los nuevos lenguajes en el flamenco. Trabaja la autorrepresentación, es narradora de su propia experiencia vital y así define su proceso creativo “hacer tangible una idea, que siempre está delante de ti. Siempre viva porque nunca es perfecta, y a la vez tan íntima. Cada esquina de ella: eres tú”.

Premio Lorca de Teatro Andaluz Mejor Intérprete de Danza Contemporánea (2018) por “La Gramática de los Mamíferos” y ha recorrido prácticamente toda la geografía española; estrenó en El Central de Sevilla “La Espera” unos días antes de la pandemia;  y acaba de compartir con el público de Madrid  su proceso de creación “Los inescalables Alpes (Buscando a Currito)” que estará terminado en los próximos meses.

El cante es cosa de “su Lola”, quien fuera corista de la Mala Rodríguez durante varios años. Pocas voces me han impresionado tanto como la de Lola. Su garganta de forma instintiva convierte las emociones en varios sonidos simultáneos.  Encontramos a varios artistas de otras disciplinas como María Luisa (“La Tiriti”), Luz Prado o Azael Ferrer trabajando con La Chachi. La Universidad de Málaga y su Contenedor Cultural con una fantástica Alessandra García como programadora, permite que los artistas locales puedan trabajar en proyectos propios con líneas de financiación para la investigación. La Chachi coincidió con Mariché López en distintos proyectos de flamenco, destaca “Viva la guerra. Postverdiales” dónde estuvieron participando como intérpretes de la pieza en la Bienal de Sevilla. Mariché López es licenciada en Coreografía, Arte Dramático y Económicas (qué como ella dice: eso caduca), tiene su propia compañía (La Pícara) con el iluminador Sergio Rodríguez. Su último trabajo Material, ha recibido 4 galardones en los premios Ateneo.

En Sevilla estudió Rocío López “Boterita”. Su bautizo como flamenca fue en Japón, cuando trabajaba en el tablao “El Flamenco” (Tokyo), Rocío Molina y La Tremendita, encontraron este nombre cuando coincidieron en tierras niponas. En el 2010 recibe el Premio a la Soleá de Triana siendo becada por la Fundación Cristina Heeren de Sevilla. Fue semifinalista del Festival de la Unión en 2014 y allí comenzó una extensa gira internacional con diferentes compañías y proyectos de flamenco. Es además licenciada en Logopedia.

También en Sevilla, Laura Marchal (Alcalá la Real), estudió  Magisterio Musical, compatibilizándolo con sus estudios musicales de cante y participando en diversos concursos por la geografía andaluza.  Ahora está en Barcelona en la ESMUC, terminando sus estudios superiores. Su cante se mueve entre dos guitarristas, Juanito Campos (Sevilla) y Víctor Franco (gaditano) que desde hace varios años estudia también en la ESMUC y es una auténtica revelación artística y son muchas y muchos quienes están interesándose por él. Este conservatorio ha supuesto una revolución para la preparación musical de quienes quieren formarse en el género, porque conviven con otras disciplinas, que les permite ahondar y descubrir infinitos universos musicales.

Mèlodie Gimard con una extraordinaria formación musical en el Conservatorio de Perpignan aterrizando años después en la ESMUC para concluir el grado superior de piano y master.

NUMEN es su primer disco como creadora. Mayte Martín dice sobre ella “La primera vez que escuché a Mèlodie Gimard quedé prendada de su arrolladora personalidad y su original propuesta. de esa forma suya, fluída pero rotunda, de expresar y transmitir las cosas como si no hubiese otra forma posible. Ella es un volcán. Pasión, temperamento y sensibilidad. Y está dotada de la inteligencia necesaria para conjugar todas sus virtudes y hacerlas convivir en perfecto equilibrio”. Alejandro Hurtado es el guitarrista de Mayte, delicado, exquisito y con esa humildad propia de quién sabe que está al servicio del arte.

Foto Mèlodie por @KopaDawid

 

 

 

Carlos Sarduy, el trompetista cubano, participa en muchos de estos proyectos. Cuba siempre ha tenido mucho que decir en el flamenco. Está en Numen, pero también en Akeré. Xoan y Angel, convirtieron el corazón de Gracia en un lugar de encuentro entre músicos de diferentes disciplinas, y  sirvió para que cantaoras como María José Llergo o Ana Brenes (está preparando proyecto propio con Toni Abellán) se fueran preparando para todos los escenarios que ahora recorren.

Akeré fue el resultado de aquellos encuentros: flamenco, jazz y la música afrocubana. Su primer disco ha sufrido el golpe de la pandemia (pendientes de presentarlo), pero que ya está en las principales plataformas: a la voz de Ana Brenes, el piano de Ángel Perez y la percusión de Xoan Sánchez, se unen los músicos Nene Maya, Miguel Royo y David Domínguez.

 

Foto Akeré por @AnalíaLópez

 

 

 

 

 

 

 

Cierro esta cartografía flamenca de nuevos creadores con Anna Colom. Corista de su compañera del conservatorio barcelonés: Rosalía  durante la gira del Mal Querer. Con Exequiel Coria, desarrolla Cayana “un proyecto flamenco que reúne las raíces folclóricas comunes entre la música popular ibérica, latinoamericana y el flamenco”. Anna y Exequiel trabajan la música con una perspectiva y profundidad que se refleja en todas sus creaciones musicales. Es un proyecto de vida, a largo plazo, inmutable al paso del tiempo y demostrando que lo innovador, lo vanguardista, está en la raíz.

Foto Anna por @NoeliaIniesta

Los nuevos creadores de flamenco tienen una formación amplísima y disciplinada.  Son escasos los recursos económicos de los que disponen (y en esto las Instituciones deberían observar los modelos que ya están funcionando y ponerlos en marcha), pero eso no les impide que estén formando parte activa de una continua profesionalización del flamenco (que tiene muchas formas de hacerse): le dan valor y lo ponen en valor. Integran, imaginan, arriesgan y lo llevan adelante. Ellos son el futuro.

Share This Articles

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Input your search keywords and press Enter.
Share This