Saltar al contenido

Cinco Medallas de Oro al Mérito de las Bellas Artes para entidades y artistas del flamenco

Cinco Medallas de Oro al Mérito de las Bellas Artes han reconocido a entidades y artistas relacionadas con el flamenco: Taller de Músics, Rocío Molina, Lole Montoya, María Jiménez y Concha Buika han sido galardonados con esta distinción de entre un total de 33 personalidades e instituciones de la cultura.

Taller de Músics Fundada en 1979 en Barcelona por Lluis Cabrera y su equipo es una escuela pionera en la enseñanza del flamenco, jazz y la música moderna. Ofrece un programa de preparación dirigido a estudiantes con perfil heterogéneo, incluyendo a los estudiantes con formación clásica que quieran preparar el acceso al Grado en Enseñanzas Artísticas Superiores de Música en el ámbito del jazz y la música moderna o el flamenco. Su espíritu inquieto, activista y comprometido trasciende las aulas para dar lugar a orquestas y formaciones, producciones y management de artistas, ediciones discográficas, festivales, programaciones, proyectos de inclusión social, investigaciones, creaciones propias, además de la sala de conciertos Taller de Músics 24. En sus aulas se han formado artistas como Miguel Poveda, Mayte Martín, Chicuelo o Rosalía.

Dolores Montoya Rodríguez (Lole) Lole Montoya (Sevilla, 1954), hija de la cantaora y bailaora Antonia Rodríguez Moreno ‘La Negra’, y del bailaor Juan Montoya, llevó desde siempre el flamenco en la sangre. Siendo muy niña se inició en el mundo artístico cantando y bailando en noches de tablao. En 1973 Lole se unió a Manuel Molina Jiménez (Manuel) y formaron el dúo conocido como Lole y Manuel. Realizan numerosos trabajos discográficos durante más de dos décadas entre los que destacan ‘Lole y Manuel’, ‘Nuevo día’, ‘Pasaje del agua’, ‘Romero verde’, ‘Alba con alegría’ y ‘Casta’. Tanto en sus letras como en sus declaraciones públicas el dúo defiende la cultura gitana además de compartir créditos con Raimundo Amador (‘Pata Negra’), Álvaro Jero (‘Dulce Venganza’) o Manolo Marinelli (‘Alameda’). En solitario ha publicado ‘Liberado’, ‘Ni el oro ni la plata’ y ‘Metáfora’, título también de uno de los temas incluidos en este trabajo, cuyo autor es Alejandro San

Rocío Molina (Málaga, 1984). Coreógrafa y bailaora iconoclasta, ha acuñado un lenguaje propio cimentado en la tradición reinventada de un flamenco que respeta sus esencias y se abraza a las vanguardias. Con veintiséis años logró el Premio Nacional de Danza por “su aportación a la renovación del arte flamenco y su versatilidad y fuerza como intérprete capaz de manejar con libertad y valentía los más diversos registros”. Y con veintiocho, triunfó en el New York City Center con la representación de ‘Oro viejo’. Desde 2014 es artista asociada al Théâtre National de Chaillot, en París, donde estrenó en 2016 ‘Caída del Cielo’. Ha recibido numerosos galardones, entre otros el premio a la mejor bailarina contemporánea (2019) y premio especial (2016) de los Dance National British Awards o el Premio León de Plata de la Danza de la Bienal de Venecia de 2022.

María Concepción Balboa BuikaConcha Buika (Palma de Mallorca, 1972) es una cantante ecuatoguineana-española. En el año 2001 lanzó su primer disco ‘Mestizüo’, un disco que va desde el jazz al soul hasta llegar al flamenco. Después llegaría ‘Buika’, en 2005, y la trilogía ‘Mi niña Lola’, en 2006, con la que consiguió el Disco de Oro. Publicó ‘Niña de Fuego’, en 2008 y con ‘El último trago’ en 2009 rindió un homenaje a Chavela Vargas en su 90 cumpleaños, consiguiendo en 2010 un Grammy Latino al Mejor Álbum Tradicional Tropical. Ha colaborado en proyectos cinematográficos poniendo voz a bandas sonoras como en ‘La piel que habito’, de Almodóvar. En 2013 estrenó su primera película como productora, ‘De la Soledad al Infierno’, basada en un cuento de su libro ‘A los que amaron a mujeres difíciles y acabaron por soltarse’. Ha publicado una docena de álbumes y ha trabajado con infinidad de artistas, entre ellos Niño Josele, Maritza, Bebo & Chucho Valdés, o Javier Limón.

María Jiménez Gallego, María Jiménez (Sevilla, 1950), reina de la rumba casetera de los 70 y 80, publicó en 1976  su primer disco que incluía rumbas, tangos, bulerías, boleros, rancheras y baladas. En 1978 lanzó ‘Se acabó’, cuyo primer sencillo se convirtió en un éxito en España y México, gracias a la letra desenfadada sobre una mujer harta de una situación de maltrato. Durante los años ochenta siguió grabando y lanzando álbumes. Ha colaborado con Miguel Poveda, Joaquín Sabina y un largo etcétera de artistas.