18 de agosto de 2019

Diego Gallardo López

Diego Gallardo López

Diego Gallardo, el fotógrafo del instante del duende

Diego Gallardo López es un reconocido fotógrafo en el mundo flamenco.

Su empeño desde sus inicios en 2004 en esta especialidad “es poner la fotografía al servicio del flamenco”.

Diego, siempre en el ambiente flamenco, fotografía in situ, alejado de estudios y flashes intenta recoger a bailaores, tocaores y cantaores tanto consagrados como iniciados.

Prefiero la dificultad del momento, aunque muchas veces venga acompañado de grandes escollos. Lo pretendido es captar un instante tal y como se presenta, no soy de muchos artificios y arreglos posteriores que pueden hacer perder la esencia”.

Para Revista Zoco Flamenco, Diego Gallardo propone esta selección de Flamencuras, una serie iniciada en 2006, con un archivo de más de 35.000.

Flamencuras es una serie-estilo con su evolución, una simbiosis perfecta entre flamenco y fotografía con la que me siento muy a gusto”.

Dice el flamencólogo extremeño Paco Zambrano de este trabajo: “Las Flamencuras de Diego son todo un mundo de instantáneas mágicas que él ve, plasma y expresa a través de ese lenguaje corporal de los artistas, con el que ellos interpretan los sentimientos universales con los que este arte es capaz de definir todas la vicisitudes de la vida y todos los estados de ánimo que le suceden al ser humano: la vida, la muerte, la pena, la alegría……, a través de:

El lenguaje de los ojos, abiertos y cerrados, quizás el más expresivo: -Hazme con los ojos señas- que en algunas ocasiones- los ojos sirven de lengua-.

El lenguaje de las manos, parando, templando y mandando, como en el toreo, ese otro arte convergente, del que nos dejó la mejor muestra nuestro Marqués de Porrina, que cantaba con las manos, supliendo ese déficit de expresividad o de comunicación visual que tapaban sus gafas negras, señas de su marquesado, junto al clavel – pa ver lo que yo quiero-.

El lenguaje de los pies, la percusión natural del baile.

El lenguaje del cuerpo, retorciéndose en ese abandono estético para expresar la emotividad desde lo más dentro. En el baile sobre todo, pero también en el cante y en el toque…”

Diego Gallardo se aleja de convencionalismos, ahonda en su propio estilo buscando en peñas, reuniones, concursos y tablaos “el alma, el arañazo flamenco”. Su forma de reflejar una esencia que siempre está avalada por una gran afición y un verdadero sentimiento hacia un arte tan universal. Lo que le convierte en un referente dentro de la denominada corriente de fotógrafos flamencos.

Durante este último periodo ha expuesto en: Pinto (Teatro Francisco Rabal), Badajoz (Centro Regional de Flamenco), Fuente de Cantos (Sala Zurbarán- Otoño Flamenco), Sevilla ( Casa de la Cultura de Camas), Cañamero (Festival de la Vendimia), Lisboa (Festival Flamenco de Lisboa), Villanueva de la Serena (Palacio Consistorial “La Jabonera”), Teatro López de Ayala de Badajoz (Escuela de Baile La Parreña) , Rivas ( Festival Rivas con Duende) , Boadilla del Monte (Auditorio Municipal), Leganés (Concurso Silla de Oro) , Patio Noble de la Asamblea de Extremadura ( retrospectiva del flamenco en extremeño) , Don Benito ( Casa de la Cultura), Castuera (Museo el Turrón), Monterrubio de la Serena (Museo del Aceite), Quintana de la Serena ( Museo del Granito), Cabeza del Buey ( Centro Cultural Vicente Serrano Naharro), Rabat (Instituto Cervantes) , Fez (Instituto Cervantes), Madrid (Casa Patas) , Aranda del Duero (Bodega las Caballerizas),Bilbao ( Festival flamenco de Bilbao) o Rio de Janeiro (Instituto Cervantes).

 

« 1 de 2 »
Share This Articles

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Input your search keywords and press Enter.
Share This